“El cuñadismo Ilustrado”

 

  

      

    Hijo del momento catódico,

      de los plasmáticos gases  

      y del líquido cristal.

 

    Proyección subjetiva

   de la superficial relatividad  

    del conocimiento.

 

     Nueva y vieja ola

   que siempre regresa,

     si acaso marchó.

  

    Moda bisutera de lo esnob,

     que envuelve el aire

     de hastío y desidia,

     con su imitada cosmética.

 

     Base de la vacua noticia,

     que muere mucho antes

     de ser consumida.

 

    Eclipse de la luz.                                                          

     Pozo sin aguas profundas.

    Estéril sembrado, colmado

    de vanidad, presunción e ignorancia.

 

 

Dedicado a todos los “cuñados casposos”

 

4 de agosto de 2016

 

Juan Delgado Muñoz