¡Qué espumaero! 

se ha formao con el levante.

Yo expurgando en la camaronera,

buscando los porrúos,

en tanto que la llenante está anegando el canal.

               

¿Me estarán echando esta levantera y la mar?

 

<¡Levante! ¡Levante!, lo de atrás lo pone alante>      

       

¡Qué ardentía tiene la mar!

¿Qué le habrá sentao mal?

 

<¡Levante! ¡Levante!, lo de atrás lo pone alante>              

               

La arena volaera de las dunas

mis ojos ciega de manera importuna.

El sol de mediodía se adueña de mi piel,

y la salvaje sal, hace tiempo, me devoró el alma.

 

<¡Levante! ¡Levante!, lo de atrás lo pone alante>        

 

                              

Cádiz, 20 de julio de 2013