Un espeso manto de hojas caídas                   

alfombra en octubre el viejo paseo. 

Incesante y pausado borboteo 

que cubre Otoño con mentiras crdas.                  

 

Mentiras íntimas y desvaídas 

que hábiles disfrazan al fariseo. 

Mentiras para que no muera el deseo 

en esas largas noches engreídas. 

 

Urgimos de ellas para subsistir, 

para seducirnos al final del día 

y no romper los espejos de jades.  

 

Mentiras que ocultan el elixir 

de las verdades de la poesía. 

Más, me pregunto, ¿Qué son las verdades?

 

      Cádiz, 20 de agosto de2009